jueves, 30 de julio de 2015

Crímenes de Israel en Gaza

bombardeó áreas residenciales para rescatar a un soldado capturado por milicia palestina
AI asegura tener pruebas de crímenes de guerra de Israel en el ataque a Gaza en 2014
Afp, Dpa y Notimex
 
Periódico La Jornada
Jueves 30 de julio de 2015, p. 25
Jerusalén.
El ejército de Israel cometió crímenes de guerra durante un asalto para rescatar a un soldado capturado por milicianos palestinos en el contexto de la ofensiva militar contra la franja de Gaza llevada a cabo entre junio y agosto de 2014, denunció este miércoles la organización pro derechos humanos Amnistía Internacional (AI), que aseguró tener pruebas contundentes.
Las fuerzas israelíes llevaron a cabo un incesante y masivo bombardeo de áreas residenciales en Rafah para recuperar al teniente Hadar Goldin, con un sorprendente desprecio a las vidas de los civiles, dijo Philip Luther, director para Medio Oriente y el Norte de África de la organización.
La captura del soldado ocurrió el viernes 1º de agosto de 2014, un mes después de que se inició la guerra en la franja de Gaza, e Israel lo dio por muerto al día siguiente.
El informe de AI, titulado Viernes negro: matanza en Rafah durante el conflicto de Israel y Gaza de 2014, se basa en cientos de fotografías, imágenes vía satélite y testimonios del asalto, que dejó al menos 135 civiles muertos.
El reporte detalla lo ocurrido del 1º al 4 de agosto, cuando el ejército aplicó el procedimiento Hannibal, en virtud del cual las fuerzas israelíes pueden responder a la captura de un soldado con un intenso ataque aunque pongan en peligro la vida del militar o de los civiles.
Israel negó las acusaciones y dijo que el informe de AI utiliza metodologías erróneas para analizar los hechos, la base legal y para extraer conclusiones. Uno diría que AI se olvidó de que había un conflicto en curso y de que las organizaciones terroristas palestinas perpetraban ataques intensivos contra el ejército israelí desde zonas civiles, señaló la cancillería.
En otro asunto, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, autorizó la construcción inmediata de 300 viviendas en el asentamiento de Beit El, en Cisjordania ocupada, y adelantó planes para la edificación de otras 504 unidades en zonas israelíes en Jerusalén este, anexionado por Israel.
El anuncio de Netanyahu ocurre tras la destrucción, este día, de dos casas por el ejército israelí en Beit El, en acato a una decisión del Tribunal Supremo de Israel que argumentó que no sólo estaban construidas de forma ilegal, sino que fueron levantadas en tierra privada palestina.
Estas medidas de colonización y crímenes de guerra forman parte de un plan de los dirigentes israelíes para imponer el Gran Israel en la Palestina histórica y destruir la solución de dos estados y la posibilidad de alcanzar la paz, denunció Hanan Ashraui, dirigente de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). El secretario general de la Organización de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, apremió a Israel a detener y revertir este tipo de decisiones en interés de la paz.