domingo, 12 de julio de 2015

Concurso de Poesía y Cuento corto


Que tienen que ver estos tan disimiles acontecimientos con lo celebrado por el FER, te andarás preguntando. Bueno, por un lado el Negro Richard, como lo conocíamos, era uno de los cuadros del liceo 13, allá por los '70. Además de ser un excelente estudiante, nunca repitió un año, estaba firmemente comprometido con su barrio, con la gente de su barrio, barrio de laburantes con olor a caballos, algunos, con olor a curtiembre, otros, con olor a pobreza la mayoría. Los profesores de entonces también estaban, en su mayoría, comprometidos a educarnos a, como querían nuestros viejos, ayudarnos a ser mejores. Todos anhelábamos con salvar los cursos y sobre todo aprender, aprender, conocer, saber un poco más, era vital.
Más no estábamos aislados de la realidad. Algunos de los integrantes de este gobierno que ayer visitó el 13, fue cobijado, tal vez, en alguna de las casas de aquellos compas cuando rajaban de los milicos, cuando estaban en la clande. Es verdad que los tiempos cambian y nosotros con ellos. Hoy por hoy, el 13 es el liceo con mayor índice de repetición, nosotros y vosotros compas de entonces, soñábamos con la utopía y la veíamos difícil, pero no inalcanzable. Entonces, no hagamos imposible ahora, estando en el gobierno, lo que entonces creíamos y por lo cual cayeron tantos compañeros. A levantar a nuestros jóvenes, a volver a creer en la utopía!!

El otro punto es obvio, le decíamos " el Negro Richard ", vaya pues nuestro mayor homenaje a la negritud, a Mandela, en la figura del negro.Bueno, deberíamos escribir más y más.Se ha dicho mucho y es poco sobre Mandela. Se ha dicho poco y le debemos mucho al Negro y a todos los que, como él, cayeron en aras de un mundo mejor. Hugo Rey