lunes, 13 de julio de 2015

Concurso de Poesía Y Cuento corto

LOS BOTICHELE: Eran tiempos económicos muy difíciles, no solo en casa, sino para la mayoría de los uruguayos.
Pero nosotros que éramos chicos, no lo notábamos y éramos felices igual.
Esa primavera remontábamos cometas en la esquina de casa, porque ahí estaba la Quinta de Batlle, en Piedras Blancas, un barrio de Montevideo.
Mudanza grito uno y todos miramos .Vimos que cerca de allí  paro un camión  y traía muebles, evidentemente una nueva familia llegaba al barrio.
Recogimos nuestras cometas para ir a mirar de cerca lo que pasaba y fuimos a jugar a los trompos casi al lado del camión.
Dos gurises, dos hermanitos, solos con su papa. Los conocíamos de la escuela. Muebles muy pocos, en diez minutos el camionero y el padre habían descargado todo.
Los niños esperaban parados al costado de la calle, mirando el suelo.
De pronto el padre se acerco a ellos, les hablo y cada uno tomo un par de botas negras y largas de goma en sus manos.
Les mire los pies y estaban descalzos…. Nada extraño, era un día bastante caluroso.
Al otro día nos encontramos en la escuela y nos saludamos. Tenían algo que los hacia resaltar en el barrio y en la escuela.
Pasaban todo el día ,todos los días ,con las botas puestas.
Una vez le pregunte a mi madre - ¿por que el viejo ese tira tantos zapatos en la tele, si los puede regalar? – No me pudo contestar.
Por una publicidad televisiva, ellos cargaron por muchos años con su sobre nombre…
      Los Botichele.    

                                                                                 A.      Cuello