martes, 13 de mayo de 2014

Chile

Chile: Valle del Huasco exige el cierre definitivo de Pascua Lama

En el último año se han concretado una serie de acciones judiciales, resultado de una estrategia comunitaria de organizaciones y habitantes, que decidieron emprender en este último tiempo gestiones como demandas, denuncias, reclamaciones y fiscalizaciones en la nueva institucionalidad ambiental chilena.
· Ayer 20:05 - El Ciudadano
0
Asamblea Por El Agua del Guasco Alto
En este artículo se describe parte de lo realizado por la comunidad organizada en la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), el 2° Tribunal Ambiental y la Comisión Investigadora de Diputados, actividades que buscan exigir el fin de la resolución de Calificación Ambiental del proyecto Pascua Lama, el cierre definitivo de la minera y que en adelante se prohíba las empresas extractivistas en las nacientes de la cuenca; protegiendo y resguardando estas esenciales reservas y reguladores del agua del Valle del Huasco.
Estas acciones se fundamentan en que la comunidad cuenta con pruebas contundentes como análisis, monitoreos, fiscalizaciones, documentales, fotos y registros, que demuestran que los miedos de la comunidad y las denuncias de afectación de glaciares, ambiente periglaciar y ríos por parte de esta minera son reales. Lo que a su vez devela que la institucionalidad no ha cumplido en cuanto a proteger los derechos de las comunidades de vivir en un ambiente libre de contaminación, acceso al agua y otros derechos fundamentales del ser humano.

La Metodología de Cálculo de Niveles de Alerta de Calidad de Aguas no ha cambiado como Barrick ha intentado hacer creer a las autoridades

Reclamación en la Superintendencia del Medioambiente
El 22 de enero del 2013 la empresa minera Nevada SpA, filial de la transnacional canadiense Barrick Gold, presenta ante la Superintendencia de Medioambiente (SMA) una autodenuncia. El 31 de enero del mismo año la SMA resuelve rechazar esta autodenuncia. El 27 de marzo la SMA formula 23 cargos contra la empresa minera, y ésta acepta 22 de los cargos formulados el 29 de abril, comenzando una investigación por parte de SMA para cursar la multa.
Coincidentemente el 15 de mayo del mismo año mientras la SMA estudiaba fijar la multa a la empresa el Superintendente del Medio Ambiente, Juan Carlos Monckeberg, firmó un convenio de cooperación institucional con el Tesorero General de la República, Sergio Frías, el cual permite la colaboración y trabajo conjunto en el cobro de las multas que la Superintendencia imponga, acordando que si un infractor no interpone un recurso de reclamación respecto de una multa establecida por la SMA ante el Tribunal Ambiental y paga la multa dentro de los primeros 5 días hábiles luego de notificada, puede acceder al beneficio de una rebaja de hasta 25% de la multa impuesta. Luego de esto, el 24 de mayo, es decir 9 días después del acuerdo con la tesorería, la SMA cursa una multa a Barrick Gold por 8 mil millones de pesos a beneficio fiscal, obviamente la empresa paga la multa ante la Tesorería General de la República dentro de los 5 días hábiles, accediendo al beneficio de la rebaja de 25%.
El 11 de Junio del 2013 las organizaciones del Valle del Huasco reunidas en la Asamblea por el Agua del Guasco Alto deciden interponer un Recurso de Reclamación ante el Segundo Tribunal Ambiental de Santiago, en contra de la sanción interpuesta por la SMA a minera Nevada SpA (Barrick Gold) porque ésta no da respuesta acerca de la realidad de contaminación de aguas que sale a la luz tras la autodenuncia y porque la multa no parece ser un castigo ejemplificador tras la gravedad de los incumplimientos, para la comunidad es tiempo de la Revocación del Permiso Ambiental . Las Comunidades Diaguitas, representadas por el abogado Lorenzo Soto, interpusieron la segunda reclamación y las sociedades Agrícola Santa Mónica Limitada y Dos Hermanos Limitada, representados por Juan Rojas Sáez y Andrés Gandarillas Serani respectivamente, interpusieron la tercera reclamación. Todas fueron acumuladas.
Durante el proceso se entregó al Tribunal una serie de información legalizada que demostraban con fuerza la irresponsabilidad de la empresa y su actuar con dolo, por ende criminal. Es así como por ejemplo tras cartas y documentos institucionales se demostró al tribunal que la Metodología de Cálculo de Niveles de Alerta de Calidad de Aguas no ha cambiado como Barrick ha intentado hacer creer a las autoridades, por ende sí se sobrepasaron los parámetros y si se puso en peligro a la comunidad río abajo. Y, por otro lado se revelaron informes de la misma empresa denominados Flash Report, los cuales demuestran un cambio de fecha de los colapsos en la mina para ocultar el desastre a la comunidad y que se realizaron descargas de aguas contactadas al río Estrecho durante al menos tres días.

Han demostrado como los trabajos de esta empresa han contaminado y disminuido las aguas de los ríos

Hasta que el 3 de marzo del 2014 el Tribunal Ambiental emite su fallo resolviendo de forma unánime anular la resolución con la que la Superintendencia de Medioambiente multó al proyecto minero porque el proceso adolece de ilegalidad, ordena a la SMA rehacer totalmente la resolución resolviendo todos los vicios e ilegalidades, además el tribunal decide rechazar el criterio utilizado por la SMA llamado concurso infraccional, donde de 19 incumplimientos se conforman sólo dos infracciones y en un caso de 13 incumplimientos se crea solo una infracción. Por lo que ahora tras una nueva revisión de los hechos o la empresa recibirá una multa millonaria ya que cada incumplimiento será multado de manera individual o, podría recibir el castigo mayor que da este organismo que es la Revocación de su RCA.
Luego el 6 de marzo, el superintendente de Medioambiente Juan Carlos Monckeberg señala a los medios de comunicación que se encuentran analizando seguir algún procedimiento en la Corte Suprema. Finalmente con el cambio de mando de autoridades políticas en Chile, este superintendente deja la SMA sin interponer ninguna acción frente al contundente fallo. Entra el nuevo superintendente de medioambiente Cristián Franz que es uno de los dueños del Grupo Alianza, firma que presta asesorías ambientales y sociales a Barrick Gold en Pascua Lama y Cerro Casale, decide no presentar recurso de casación frente al fallo. Señalando a los medios de comunicación: “La convicción de que un nuevo y más profundo análisis de los antecedentes contribuirá a contar con una resolución más robusta tanto del punto de vista jurídico como técnico”. Barrick Gold por su parte decide interponer recurso de casación ante la Corte Suprema (acción que tiene por objeto anular una sentencia por algún error o falta en su procedimiento y no por lo que plantean sus argumentos), este proceso judicial se encuentra en curso.
Demanda en el 2° Tribunal Ambiental por daños a glaciares y ambiente periglaciar
El 27 de Junio del año 2013 un grupo de agricultores, regantes, crianceros, empresarios agrícolas y habitantes del Valle del Huasco interpusieron una demanda en el 2° Tribunal Ambiental por daños irreparables y destrucción de glaciares y afectación del sistema periglaciar que nutre de agua a la cuenca del valle del Huasco, provocados por la transnacional Barrick Gold con su proyecto Pascua Lama. En esta acción judicial se han entregado una gran cantidad de evidencias del daño irreparable del ecosistema glaciar y del hidrosistema del Valle del Huasco.
En enero de este año declararon testigos de las comunidades (agricultores, empresarios y ex trabajadores) quienes han demostrado como los trabajos de esta empresa han contaminado y disminuido las aguas de los ríos, lo que ha perjudicado los cultivos, los animales y la salud de las personas, a su vez comprobaron cómo esta empresa no acató su resolución ambiental e intervino glaciares y ambiente periglaciar que afectó la calidad y cantidad del río Huasco y sus afluentes. Importantísimo ha sido el testimonio de un ex trabajador quien asevera que destruyó glaciares, como ha quedado en evidencia cómo la empresa limita el acceso al área para la fiscalización y la abultada carpeta de pruebas y documentos incluso institucionales entregados, que demuestran afectación de glaciares por responsabilidad de la minera.
Luego en abril fue el turno de los testigos expertos, quienes entregaron fundamentos de las decenas de glaciares, ambiente periglaciar y cuerpos de hielos afectados por los trabajos de la minera y cómo este daño incide directamente en la calidad y cantidad de las aguas que alimentan el Valle del Huasco. Daniel Taillant del CEDHA (Centro de Derechos Humanos y Ambientales) de Argentina, evidenció el inventario de Glaciares y Ambiente Periglaciar del área del proyecto Pascua Lama identificando cientos de estos cuerpos de hielo esenciales en la reserva y regulación hídrica. A su vez, demostró los impactos que ha provocado en el ecosistema glaciar las actividades de la minera. Por su parte, el testigo experto Francisco Ferrando, director del departamento de Geografía de la Universidad de Chile expuso sobre el glaciosistema, que es la comprensión de la interrelación y reciprocidad de los distintos cuerpos de hielo, nieve y agua que componen el sistema glaciar, y que por ende la afectación a cualquier masa de hielo, nieve y agua que lo conforma afecta a todo el resto del ecosistema, ratificando el irreparable daño que ha causado Barrick en la cuenca del Huasco, impactos de cordillera a mar. En la última audiencia testificó Lucio Cuenca, director del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA) quien dio cuenta como la empresa minera ha dañado los glaciares, el ambiente periglaciar y el agua desde que inició sus faenas en el proyecto.
En las próximas semanas es el turno de la empresa y sus testigos. Finalmente, se realiza un cierre que englobe todas las pruebas y testimonios expuestos. El conjunto de argumentos de los demandantes demuestra que sin este ecosistema glaciar muere el Valle del Huasco y en función de esto, la demanda busca poner fin a la depredación de este valle y de su población. Lo que se concretiza con la revocación del permiso ambiental, el cierre definitivo de la minera y la prohibición de extractivismo en las nacientes de las aguas del valle.
Comisión investigadora de diputados del proyecto Pascua Lama
Las comunidades del Valle del Huasco, como parte de las estrategias y acciones que se llevaron a cabo los primeros años de resistencia en contra del proyecto Pascua Lama, solicitaron una Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados ya en el 2008, la cual nunca logró su composición votándose ésta en seis oportunidades sin obtenerse quórum en la sala para ser votada. El mensaje fue claro, ningún sector quería siquiera rasguñar a Barrick Gold, los por qué, dan para mucho. Sorpresivamente, 7 años después, una escalada mediática de escándalos propinados por una serie de procesos judiciales y sancionatorios que evidenciaban gran cantidad de incumplimientos y acciones criminales ambientales y sociales por parte de la minera, llevaría a que fueran los mismos Diputados quienes promovieran dicha instancia. El 8 de mayo de 2013 con 56 firmas de apoyo se conformó la “Comisión Investigadora de los Efectos del proyecto Pascua Lama en el Valle del Huasco”.
Luego de un debate comunitario, si bien con bastante desconfianza en los políticos, las comunidades del Valle del Huasco decidieron hacerse parte de este proceso, con la intención de brindar la mayor cantidad de información, denuncias y testimonios que mostrarán los impactos de todo tipo –ambientales, sociales y culturales- que Barrick Gold ya ha ejecutado en el territorio aún sin comenzar la etapa de explotación. Se participó de todas las sesiones y se solicitó a la Comisión que sesionara en la Comuna de Alto del Carmen, lo cual fue realizado el 21 y 22 de Agosto (2013) en donde más de 33 habitantes, crianceros, agricultores, comunidades diaguitas, representantes de las iglesias y organizaciones sociales, expusieron la variedad y gravedad de los impactos, demostrándose irremediablemente la realidad de una empresa incompatible con la vida en el valle.
Tras la constatación de espeluznantes impactos e incumplimientos, parte de los diputados explicitaron que intentarían posicionar la idea de que como conclusión y recomendación final de esta Comisión se exigiera la Revocación del Permiso Ambiental del proyecto, lo cual fue trancado por una bancada pro Barrick que se formó en la Comisión, la cual liderada por el mismísimo Presidente de la Comisión, Giovanni Calderón, (a quien se lo acusó seriamente, por medio de pruebas de conflicto de interés en medio del proceso), este presentó el día de la votación un informe distinto al conversado, que justamente no exigía la Revocación y por el contrario disponía una serie de conclusiones y recomendaciones que no hacían más que perpetuar la muerte en el valle. En desmedro de las comunidades, se votó en la Comisión a favor de dicho informe pero con votos de minoría que lo rechazaron y que exigían la Revocación como conclusión y recomendación final. Este informe significaba una victoria para la trasnacional, ya que a nivel mediático se conformaba como un espaldarazo y un voto de confianza a que ahora si “las cosas las haría bien”. Ante este panorama las comunidades decidieron comenzar una campaña que buscaba el rechazo de este informe en su instancia legitimadora: en la votación del pleno de la cámara Baja.
La denuncia y los fundamentos de los por qué rechazar el informe de la Comisión encontraron eco y apoyo en gran cantidad de los Diputados que conforman la nueva Cámara, los cuales con una serie de contundentes razones terminaron rechazando el informe de manera tajante- con 64 votos- y en su mayoría porque éste no recomendaba la revocación de los permisos ambientales y el cierre definitivo del proyecto. La votación se constituye como una victoria comunitaria y como una señal inequívoca de que el proyecto Pascua Lama no debe continuar. Hoy en día además de las comunidades, de una serie de organizaciones, de gran parte de la opinión pública nacional e internacional y de expertos, es el propio Pleno de la Cámara de Diputados de Chile quien aconseja al Ejecutivo cerrar este proyecto inviable que no puede controlar las condiciones naturales, por ende salvaguardar la componente ambiental y que ha violado reiteradamente la institucionalidad ambiental mermando la calidad de vida y amenazando de muerte a todo el Valle del Huasco.
Hoy la comunidad organizada del valle del Huasco cuenta con la información suficiente para asegurar que el proyecto Pascua Lama no es viable y atenta contra la vida en todas sus formas, porque la minera se emplaza en ecosistemas frágiles y esenciales, que no resisten intervención antrópica y todos los impactos redundan en la subsistencia de los glaciares, ambiente periglaciar y los ríos que dan vida al valle. Está comprobado que la empresa transnacional canadiense Barrick Gold ha vulnerado los derechos humanos básicos de la comunidad del Valle del Huasco y con su permanencia sólo sigue atentando contra ellos. Este proyecto minero que ha aumentado su inversión proyectada por más de diez veces, deja al descubierto que es imposible instalar un mega proyecto de estas características sin afectar a la población chilena y argentina que habita el área y sus ecosistemas. La comunidad seguirá resistiendo ante este y cualquier proyecto que atente contra la vida, así como también utilizará todas las vías para exigir que su territorio y sus derechos sean respetados y resguardados. Exigiendo el fin de la resolución de Calificación Ambiental del proyecto Pascua Lama, el cierre definitivo de la minera y que en adelante se prohíba las empresas extractivistas en las nacientes de la cuenca.

Asamblea por el Agua del Guasco Alto