jueves, 10 de julio de 2014

mas pasteras

Kreimerman defiende pasteras e insiste en que hay lugar para más

El ministro dijo que se puede ampliar el sector aunque advirtió que “recién se comienza a analizar el tema”

En conversación con la secretaría de prensa de Presidencia, el ministro de Industria, Energía y Minería, Roberto Kreimerman insistió en que en Uruguay todavía hay lugar para ampliar el sector forestal, que es posible agregar eslabones a la cadena de crecimiento y que se instale una tercera pastera en el centro o noreste del país.
El ministro aseguró que el país todavía tiene hectáreas de aptitud forestal, como fueron catalogados al momento de definir los diferentes usos y manejos del suelo.
Explicó que el sector forestal se dinamiza con este tipo de emprendimientos, considerando que existe campo para mayor valor agregado en este rubro, contemplando la posibilidad de agregar eslabones a la cadena de valor.

“Estamos hablando de una utilización de más de 140.000 hectáreas para esta planta, que además son complementarias, porque convive con otras explotaciones como la ganadera”, relató.

Esta cadena tuvo un crecimiento importante en dos vertientes: en la química, con la instalación de las plantas de celulosa de UPM en Fray Bentos y la de Montes del Plata, y en la mecánica, en la que hay varias empresas instaladas con un importante nivel de exportaciones. 

“Hay una dinamización importante”, indicó. “Esto nos permite visualizar la posibilidad de una planta adicional y lograr mayores economías de escala, que significa que uno va adquiriendo la fuerza suficiente para que otras industrias, tanto nacionales como extranjeras, se instalen alrededor de las principales y tengamos un tejido productivo más fuerte”, confirmó.

“No nos interesa y no nos convienen como país que haya cadenas productivas que solo sean enclaves exportadores, sino que nos interesan tejidos densos (…) Por eso la escala es muy importante y el sector forestal tiene posibilidades de seguir creciendo”, estableció.
Kreimerman también hizo hincapié en que hay otras posibilidades de crear empleo con la madera. Hay cadenas de transformación de madera en la parte mecánica, que en Tacuarembó y Rivera son muy fuertes, con importante cantidad de fuentes de trabajo, y en la parte química, tratando a la madera químicamente como la celulosa. 

Sobre la tercera planta el ministro reiteró que son buenas las perspectivas para que se concrete la instalación de una tercera planta de celulosa en el país, para sumarse a las ya en funcionamiento de UPM y Montes del Plata. De todas formas aclaró que recién se está en los comienzos de la negociación. 

La ubicación ideal, por un tema de desarrollo nacional y de localización adecuada, se proyecta a los departamentos del centro y noreste del país. 

“Terrenos y forestación hay, quizás, para una tercera planta. Por ahora no se ve para una cuarta; ventajas que daría de economía de escala, pero las decisiones en definitiva son de las empresas. Recién se comienza a analizar el tema”, reiteró.