sábado, 1 de marzo de 2014

salario a la baja


ECONOMÍA/EMPRESAS - CONSUMO

Salarios privados desaceleran su aumento y alivian la inflación

Trabajadores no estatales tuvieron su menor aumento del poder de compra


En el último año hubo una importante desaceleración en el crecimiento de los salarios. Sin embargo, ese menor crecimiento se explicaba casi completamente por la moderación en el aumento en el sector público. En el sector privado, en cambio, la moderación se hizo esperar hasta el primer mes de 2014.

Por más que un menor crecimiento de los salarios públicos impacta sobre la demanda y, por lo tanto, reduce en cierta medida las presiones inflacionarias, el gran impacto sobre los precios se ve cuando son los salarios privados los que se moderan, debido al efecto sobre la ecuación de costos de las empresas. Los datos difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondientes al mes de enero, muestran que el poder de compra de los trabajadores uruguayos tuvo una importante desaceleración en su crecimiento durante el primer mes del año.

La capacidad de consumo de los trabajadores locales acumula un crecimiento de 2,4% en los últimos 12 meses, con una fuerte desaceleración respecto a la expansión de 3,3% del cierre del año.

La capacidad de consumo contempla no solo la evolución del salario, sino que además descuenta el aumento de los precios durante el período de análisis. 

De esa manera, considera la variación en la cantidad de bienes y servicios a los que tiene acceso una remuneración promedio del mercado local.

La desaceleración se explicó en buena medida por un menor crecimiento de los salarios del sector privado, que pasaron de aumentar a una tasa de 4,3% interanual al cierre del último año, a una tasa más moderada de 2,5% en el último trimestre, el menor ritmo de aumento desde noviembre de 2011.

De esa manera, los salarios privados se pusieron a tiro con los del sector público en cuanto a su de-saceleración. Ya en 2013 el salario de los trabajadores estatales mostraba una fuerte desaceleración, pasando de crecer a una tasa de 4,8% en términos reales al cierre de 2012, a 1,5% en el último año. En ese mismo período, los salarios privados pasaron de crecer a una tasa de 5,4%, a una de 4,3%.

Esa disociación en el crecimiento del salario en ambos sectores explica en cierta medida la persistencia de la inflación aun en un escenario en el cual el salario promedio general se desaceleraba considerablemente.

Tanto el salario privado como el del sector público impulsan el alza de precios por el lado de la demanda. Un mayor poder adquisitivo de la población estimula el consumo, en un escenario en el cual los factores productivos –particularmente el trabajo– se encuentran en niveles elevados de utilización, llevan a un aumento en el nivel de precios.

Sin embargo, los salarios privados tienen la particularidad de impactar también sobre la ecuación de costos de las empresas. De hecho, el incremento de los salarios por encima de la productividad en los sectores no transables –que no comercializan sus bienes y servicios con el exterior– explica que la suba de precios de esos productos acumule cuatro meses consecutivos con registros interanuales por encima de 10%. La inflación general se encuentra al cierre del año en 9,1%.

by Kalooga
  • Cuentas salariales no podrán ser usadas para otros depósitos
  • Cristina pactó con gremios ajustes salariales con garantía por inflación
  • Servicio doméstico: los sueldos más bajos aumentan 12,58%