sábado, 20 de junio de 2015

Lo que Raulito nos dejo

PÉRDIDAS “PREOCUPAN” DIJO ASTORI; APUNTÓ A MEJORAR INVERSIONES 

MEF pone la lupa en Ancap y asesora en gestión de deuda

Las pérdidas millonarias que registra la empresa Ancap son motivo de fuerte preocupación en el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), que ahora intervendrá de forma directa asesorando en el reperfilamiento de la deuda del ente que quintuplica su patrimonio.
Ancap registró pérdidas por US$ 324 millones.  Foto: Agustín Martínez.
sáb jun 20 2015
Los resultados operativos negativos de Ancap no solo se repitieron en 2014, sino que empeoraron. Las dificultades para mejorar la situación financiera de la empresa encendieron luces de alerta en Economía que ahora sigue de cerca los pasos del ente en la gestión de sus finanzas.
El ministro de Economía, Danilo Astori dijo ayer a El País que la Unidad de Gestión de Deuda del MEF trabaja en conjunto con los técnicos de la petrolera para buscar soluciones que ayuden a mejorar la situación del endeudamiento.
"Estamos preocupados (por los resultados) y ocupados (en resolver ese problema). Estos resultados tienen que ver con inversiones que tienen que ser mejor coordinadas, esto vale también para todas las empresas públicas. Y también con mayor cuidado en los gastos operativos", afirmó Astori.

El balance de Ancap en 2014 fue el peor de su historia y arrojó pérdidas por US$ 323 millones, casi el doble del monto registrado en 2013 que había alcanzado a US$ 169 millones. A ello se suma un fuerte deterioro del patrimonio que al 31 de diciembre de 2014 era de US$ 441 millones, cuando en 2013 era de US$ 870 millones y en 2012 ascendía a US$ 1.151 millones.
"Nuestro equipo de deuda está trabajando con ellos para reperfilar la deuda y buscar nuevas fuentes de financiamiento. Reperfilar implica varios aspectos: entre otros desdolarizar la deuda, porque está muy dolarizada y eso tiene un peso muy importante luego en los resultados. Esperamos poder ayudar", afirmó Astori. En este sentido, el ministro reconoció que cuando se llega a "una situación de tan elevada dolarización" es "difícil" revertirla, pero "se va intentar".
De hecho, el endeudamiento en dólares y la apreciación del tipo de cambio volvieron a ser los factores que explican la mayor parte de los números rojos. El año pasado el componente principal de la pérdida (US$ 152 millones) se debió a la variación de $ 2,94 que tuvo el dólar entre fin de 2013 y fin de 2014 y que incrementó (al medirla en pesos) la deuda que tiene Ancap en la moneda estadounidense.
La incidencia negativa por la apreciación del dólar va camino a repetirse este año si no se buscan alternativas. En lo que va del año la divisa norteamericana acumula un incremento de 9,78%.
El endeudamiento financiero (no incluye proveedores) de la empresa al 1° de junio de 2015 es de US$ 1.136,4 millones y en buena parte a tasa variable (Libor), lo que puede ser un problema más grave cuando empiece la suba de tasas a nivel internacional. De esa cifra hay préstamos por US$ 655 millones (el 57,6% del total) que vencen en menos de un año.
"Reperfilamiento implica también ver eso (cambiar deuda de tasa variable a tasa fija y de corto plazo por más largo plazo). El equipo nuestro es muy especialista en eso, además de las tareas normales (de gestión de la deuda pública uruguaya) se está ocupando de esto", señaló Astori.
También se mantiene una deuda con Pdvsa por US$ 450 millones.
El mal desempeño de la petrolera hace casi imposible que pueda cumplir con el pedido del gobierno para que las empresas públicas aumenten en US$ 600 millones sus aportes a Rentas Generales (aproximadamente 1 punto del Producto Interno Bruto).
En este sentido, el director de Ancap en Representación del Partido Nacional, Diego Labat, reconoció ayer que con los números actuales será difícil alcanzar esa meta. Para el jerarca la relación que existe entre los números de endeudamiento y patrimonio es de "una empresa con muchas complicaciones financieras".
La coordinación de inversiones en las empresas del Estado es otro aspecto en el que trabaja el MEF para reordenar los gastos operativos y poder "tener un impacto fiscal positivo", dijo Astori. El gobierno ya estableció lineamientos, tales como que todas las inversiones estarán en el Sistema de Inversión Pública.
En este sentido, Astori indicó que lo que se busca es "asegurar que la programación de inversiones y la mejora del resultado corriente de las empresas públicas eviten tener que recurrir a ajustes de tarifas para financiar obras que no se pueden hacer porque la realidad fiscal indica lo contrario o gastos operativos que pueden estar mal orientados".
El fuerte endeudamiento que tiene hoy Ancap se debe al plan de inversiones que ejecutó entre 2005 y 2014 y que implicó un desembolso de US$ 1.282 millones y abarcó áreas vinculadas a logística, biocombustibles, portland y combustibles, entre otras.
Según su presidente, José Coya ahora la empresa está en un proceso de "meseta" desde el punto de vista de las inversiones, que en este período serán en su mayoría para funcionamiento y mantenimiento.
"Ahora viene una nueva etapa que es la de capitalización de todas esas inversiones que se han venido haciendo. Eso es poner en marcha dos cosas: una es gestionar lo nuevo que tenemos y hacerlo bien, y comenzar a concretar en resultados económicos y de gestión", había señalado Coya a El País.
El jerarca sostiene que los malos resultados se empiezan a revertir al comienzo de 2015.

Portland y los combustibles.

Otros de los componentes importantes de las pérdidas en 2014 se dio en el negocio de los combustibles que cerró con un rojo de US$ 91 millones y en el del Portland que registró pérdidas por unos US$ 29 millones. Estas dos áreas de negocios también habían sido deficitarias en 2013. En el caso de los combustibles el rojo se debe a la falta de actualización de la paramétrica que recién se recompuso en enero de este año cuando se corrigió parte de los costos de distribución que estaban rezagados desde 2011, por lo que esta área debería mejorar sus números en el actual ejercicio. Otros US$ 45 millones que conformaron la pérdida fueron por el pago de intereses de deuda y el resto, unos US$ 5 millones por el negocio del gas natural.