sábado, 14 de mayo de 2016

FUS


La verdad de un convenio salarial
En la salud privada hay una situación de pre conflicto ante la posición patronal de desconocer parte de lo acordado en el convenio salarial firmado en 2015. Las patronales aseguran no poder pagar las partidas fijas previstas para enero del 2017 y enero del 2018 .Estas partidas son por concepto de capacitación laboral y serian calculadas en porcentajes de 1.5% y 2 % de lo generado como masa salarial del año ( sin aguinaldo y vacacional) en el periodo previo. En la tripartita se había acordado la duración y carácter de los cursos.
La dirección de FUS ha denunciado esta situación y anuncia medidas de lucha en caso de proseguir el desconocimiento del convenio por parte de las patronales de la salud; lo que no puede esconder la dirección sindical es que esto desnuda el pésimo convenio firmado meses atrás. Estas partidas fijas, que no son un aumento salarial, disimulaban la ausencia de un aumento real del salario.
En el acto que se realizo en el marco del paro parcial del Pit Cnt, el principal, dirigente de Fus, Bermúdez (PCU), reconoció que este no era un buen convenio (algo que tendría que haber dicho con claridad en las asambleas) pero que era el mejor que se podía lograr en la actual situación. Si se refiere Bermúdez a la situación de las empresas, es un falso argumento, ya que estas han hecho enormes ganancias en el último periodo, ganando decenas de miles de nuevos “clientes” en el marco del Fonasa.  
Está claro también que el convenio se firmo sin llevar adelante una lucha firme, apenas algún parito  y a firmar un convenio que venía “abrochado” desde antes de empezar  la pelea. No es casualidad que al margen de la FUS y la FFSP, vengan creciendo gremios alternativos de enfermería.