jueves, 26 de mayo de 2016

Arrecian las protestas en Francia: se suman a la huelga el sector eléctrico y los controladores aéreos


unnamed
Resumen Latinoamericano / 25/05/2016  .-   La batalla contra la polémica reforma laboral que impuso el presidente de Francia, François Hollande, arrecia en el país con la suma de uno de los sectores más importantes para la economía de la nación: el eléctrico.
El sector evaluará los puntos neurálgicos de producción y distribución de energía, básicos para el funcionamiento de una nación, por eso, la Confederación General del Trabajo (CGT), principal sindicato de Francia, organiza a partir de este miércoles paros y huelgas en las centrales nucleares, de las que sale el 75 por ciento de la energía eléctrica.
Con la unión del sector eléctrico, se cumple una nueva jornada de huelga que ya sostienen otros campos importantes en la nación: el petrolero y ferrocarril.
Mientras Hollande dice: “no tenemos ninguna intención de parar”, la CGT advierte que llegarán “hasta el final, sin límites”, hasta lograr que la reforma laboral sea retirada.
Este sindicato ha demostrado con sus llamados a protestas que están dispuestos a todo. Con esta nueva convocatoria, los trabajadores de la central nuclear de Nogent-Sur-Seine, al noreste del país, manifestaron estar a favor de una parada total del reactor y otras centrales se disponen a hacer lo mismo, aseguró el líder de la CGT, Philippe Martinez.
Las diversas acciones de protestas que han emprendido los sindicatos ya han ocasionado escasez de combustible en más de 4 mil gasolineras de las 12 mil que existe en el país.
El combustible se vende racionado a un máximo de 20 litros por automóvil y están prohibidas las venta en garrafas para evitar el almacenamiento.
El gobierno en busca de una solución que en vez de perjudicar a los trabajadores los beneficie, ha ordenado aplicar sanciones implacables contra los miles de manifestantes, dijo en días pasados el primer ministro de Francia, Manuel Valls.
El Gobierno asegura que no habrá problemas de escasez y que el país dispone de reservas estratégicas para más de tres meses. Sin embargo, la situación es tan grave que ya ha tenido que disponer de ellas, según dijo el secretario de Estado de Transportes, Alain Vidalies.
Los trabajadores han protestado en las calles con cierre de vías, quemas de cauchos y demás acciones que manifiesten su rechazo a la reforma laboral, y aunque la policía se ha encargado de dispersarlos, cada desbloqueo es seguido de mayores paros y huelgas en el interior de las refinerías.
Medios locales destacan que siete patronales franceses han difundido un comunicado en el que alertan al Gobierno de que la situación es insostenible. Muchas empresas y fábricas trabajan “a muy bajo ritmo y algunas ven incluso amenazada su subsistencia”, dicen. El Estado debe tomar medidas “para garantizar el interés general, la libertad de trabajar y de circular libremente”.
Este miércoles empezó un paro de dos días en los ferrocarriles que va a implicar supresiones de trayectos. La Sociedad Nacional de Ferrocarriles anticipó que estos dos días se suprimirán de media una cuarta parte de los trenes de alta velocidad (TGV), entre un quinto y un tercio de los de cercanías en la región de París, un tercio de los regionales y alrededor del 40 por ciento de los otros convoyes de largo recorrido.
En cuanto a las líneas internacionales, cancelarán el 40 por ciento de los que comunican con España y el 10 por ciento de los que comunican con Suiza.
A estas protestas, se sumarán el jueves los controladores aéreos, lo que con carácter preventivo ha llevado a la Dirección General de la Aviación Civil (DGAC) a obligar a las aerolíneas a reducir un 15 por ciento de sus programas de vuelos en el aeropuerto parisino de Orly.
Según el Gobierno francés desde el inicio del movimiento de protesta ha habido “más de mil detenciones, 60 condenas y 350 policías heridos”.
¿Qué medidas plantea la reforma laboral en Francia?
1- 35 horas: la supresión de facto del límite de 35 horas de trabajo semanales así como los despidos por razones económicas.
2- Despidos: Podrán producirse por razones económicas como descenso de pedidos, deterioro de cifra de negocios, cambios tecnológicos o reorganización.
3- Indemnización: la reducción de las indemnizaciones para despedir a trabajadores con más de 20 años de antigüedad y la supresión de los días de baja por fallecimiento de un ser cercano (padres, hijos y pareja), entre otras.
4- Horas extras: Es posible el pago por debajo del acuerdo salarial si la empresa y comité sindical lo aceptan. Podrán pactarse bajadas salariales. Los sindicatos minoritarios convocarán referendos en las empresas contra acuerdos de los mayoritarios.