lunes, 7 de diciembre de 2015

OTRO TARIFAZO?

POLÉMICA CON LA OPOSICIÓN

Intendencia de Canelones hará un nuevo censo inmobiliario

El intendente Orsi admitió que el relevamiento “seguramente generará lío”.
La nueva regulación de padrones en el departamento canario traerá polémica. Foto. Archivo

Después de la polémica por el último censo inmobiliario que determinó el aumento de contribución, la Intendencia de Canelones proyecta un nuevo relevamiento para regularizar los padrones. A su vez, se revisará el valor de las alícuotas para que el precio del tributo se calcule de la misma forma en todo el departamento.
VALERIA GIL
07 dic 2015
A partir del año 2007 la Intendencia inició el censo inmobiliario, y con la ayuda de fotos aéreas se encontró con 9 millones de metros cuadrados edificados sin registrar. En base a esa información, se determinaron los nuevos valores de la contribución por ubicación y estado de las construcciones (bueno, muy bueno o regular). Además, se tuvo en cuenta si eran construcciones livianas o de hormigón.
En enero de 2012, la Intendencia de Canelones informó que en el 17% de los padrones se registró un aumento de la contribución inmobiliaria. Sin embargo, tanto la oposición como algunos legisladores oficialistas cuestionaron la medida que en ese momento tomó el exintendente Marcos Carámbula. En la coalición de izquierda, hasta especularon que podría influir negativamente en el resultado de las pasadas elecciones de mayo, donde el Frente Amplio triunfó por tercera vez.
El intendente de Canelones, Yamandú Orsi, es consciente que en la actualidad "hay otro tanto" de propiedades que no están regularizadas, por lo que entiende como necesario la realización de un nuevo censo inmobiliario aunque eso genere polémica. "El lío en el período pasado surgió luego de un censo inmobiliario. El censo está desactualizado y hay que hacerlo de vuelta y eso nos va a generar otro lío, sin dudas", admitió a El País.
Orsi explicó que la realización de un nuevo censo inmobiliario no implica necesariamente una suba de la contribución. "Básicamente en algunos lugares va a bajar. Hay que ver cómo se compensa esa bajada, evidentemente en otros aspectos tiene que subir. Quizás la clave esté en actualizar las tasas, pero es un tema para analizar", explicó.
Además, el intendente adelantó que la intención de su administración es revisar la escala de alícuota por la que se calcula la contribución, así como la eliminación de la zonificación que existe hoy día en Canelones. "Lo que queremos hacer es que el departamento sea regido por una sola alícuota y no por dos distintas como tiene hoy", explicó el jefe comunal.
El intendente insistió en que la actualización del catastro es una "necesidad", porque de lo contrario "se complica" al que cumple en tiempo y forma. "Capaz que más allá de lo nuevo que hay en el departamento, la gente está cumpliendo y se registró y paga por lo que tiene. No necesariamente vamos a encontrar lo mismo que encontramos antes en el 2007 cuando había 9 millones de metros cuadrados edificados sin registrar, pero siempre es bueno tener el catastro actualizado y lo vamos a hacer en acuerdo con el Gobierno nacional", señaló.
En Canelones, la morosidad se ubica arriba de un 30% y se apunta a reducirla. "Estuvimos peor, pero no nos conformamos con eso. Hay que resolver este núcleo duro", remarcó el intendente, al tiempo que descartó una amnistía y subrayó las facilidades de pagos que existen para los deudores.
De todos modos, el presupuesto de la comuna canaria se encuentra hoy "equilibrado", aseguró el intendente. La Intendencia no tiene un déficit anual, sino un pasivo acordado a futuro por cuatro fideicomisos que se aprobaron para financiar diferentes obras. En esta situación, los ingresos que percibe la Intendencia alcanzan para cubrir los gastos y pagar el endeudamiento, fruto de los fideicomisos asumidos en anteriores administraciones.