sábado, 12 de diciembre de 2015

Denuncia del SAG

 “De prepo como ha hecho siempre Fasano”

Denuncia del SAG: “De prepo como ha hecho siempre Fasano”
Manuel Cabrera, dirigente del Sindicato de Artes Gráficas (SAG) y también integrante de la Mesa Representativa del PIT-CNT denunció al Portal que el empresario argentino Federico Fasano Mertens está desarrollando una política que desconoce los derechos básicos laborales de los trabajadores del diario La República.  
Cabrera explicó que la estrategia de Fasano implica que los trabajadores renuncien a derechos fundamentales como licencia, salario vacacional y aguinaldo.  
“Los trabajadores no afiliados firmaron un acuerdo de renunciamiento a todos los derechos y normas laborales vigentes. A partir de ahora el diario La República no les va a pagar ni licencia, ni salario vacacional, ni adeudos anteriores. Ese el compromiso que acordaron con Fasano para retomar el trabajo en La República” consignó. El integrante de la Mesa Representativa del PIT-CNT aseguró al Portal que eso “lo acordaron periodistas que entiendo no están afiliados a la APU” (Asociación de la Prensa Uruguaya). “Eso que acordaron es una forma que, para nosotros, es nueva porque escapa a todas las normas del Uruguay en materia de leyes laborales”. Cabrera explicó que ese tipo de acuerdos es “a lo Fasano”. Para el dirigente es representativo de su “modo de tener relacionamiento laboral, por lo tanto, nosotros nos desprendemos y hacemos la denuncia ante el convenio que tenemos firmado por el SAG y que él no lo cumple”.
Cabrera está convencido que Fasano “ha puesto un testaferro por todas las deudas que él tiene ante el Estado, principalmente con los temas de aportes patronales y pagos de servicios. Por eso es que sostenemos que este acuerdo que han hecho los trabajadores no afiliados es a contrapelo y al gusto de Fasano”.
Desde el SAG entienden que los que aceptaron estas condiciones “van a ir hasta marzo a prueba y renuncian a los créditos laborales”.
Cabrera explicó al Portal que esto ha sido conversado con APU “y ha sido denunciado por la APU en la Mesa Representativa del PIT-CNT”. Empero, Cabrera sostuvo que desde el SAG pueden entender que los trabajadores quieran mantener su fuente de trabajo, aunque fue categórico al señalar que “no se justifica” si eso se logra mediante una “evasión flagrante de los derechos de los trabajadores así como el pago de lo que se le adeuda a los trabajadores”.
Frente a esta realidad planteada en el diario La República, el SAG se encuentra “alerta” porque “ahí trabajan nuestros compañeros”.
El diario en este proceso reciente pasó a imprimirse en las rotativas de Impresora Polo (exÚltimas Noticias) y según explicó Cabrera allí no solamente están “al día” con el pago de los trabajadores gráficos sino que no han tenido ningún inconveniente. Allí están trabajando con normalidad “compañeros nuestros pero estamos alerta porque este tipo de maniobras pueden venir que el diario sale sí o sí, de prepo como ha hecho siempre Fasano”. El riesgo para el SAG supone que el accionar del empresario Federico Fasano Mertens “empieza a retocar la interna de otra empresa, que involucra a otros trabajadores”.         

Fasano, el de siempre

Cabrera destacó que los trabajadores de Impresora Polo “sí cobran normalmente salario vacacional, aguinaldo y licencia” como cualquier trabajador, “porque la imprenta Polo con su rotativa está al día con todo”.
Esta situación de tensión es la que el SAG entiende necesario denunciar desde la irrupción de Federico Fasano y al conocerse su estrategia para retomar el control de la empresa. “No es solamente papel y tinta, para que salga el diario tienen que estar los trabajadores”.
Cabrera abogó porque las autoridades del Ministerio de Trabajo (MTSS) actúen en consecuencia a lo que desde el SAG vienen denunciando. Hasta el momento “no hemos podido reunirnos con Fasano. Lo denunciamos muchas veces porque inclusive el testaferro que estaba, en nombre de Fasano y de La República, emitió cheques y como es público, este señor tuvo que ir a la Justicia por cheques sin fondo, que también les dio a los trabajadores y hasta se los cambió dos o tres veces”.
Desde el SAG se remarcó en la defensa de todos los puestos de trabajo en todas las rotativas y el mantenimiento del salario. “No nos vamos a dejar manosear no pasar el peine a contrapelo de los que establecen los convenios” enfatizó.

Murro en La República

Consultado el integrante de la Mesa Representativa sobre cuál es la actitud de los trabajadores frente a la realidad del medio en el que el propio ministro de Trabajo -así como otras tantas autoridades nacionales- aparecen en notas periodísticas en el diario que estaría violando las leyes laborales, Manuel Cabrera puntualizó que “nosotros hemos denunciado en la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra), lo hemos hecho sucesivamente con nuestros afiliados, inclusive con los documentos impagos de la empresa, entonces lo que sí hemos logrado es que cuando denunciamos estas irregularidades en la prensa frente a la opinión pública, llegamos a la conclusión que allí sí se avienen y «le tiran algo» a los trabajadores. Este tipo de funcionamiento -que no lo queremos- porque pensábamos que venía un nuevo medio periodístico al Uruguay, pero también viéndolo como una oportunidad que quisieran «blanquear» a La República, nosotros dijimos «hasta acá llegamos». No toleramos más esto. Todos los trabajadores –por lo menos en la denuncia- vamos a ir juntos con los periodistas de APU”. Cabrera remarcó que los trabajadores no tolerarán “que nadie venga a enchastrarnos de la forma que lo ha hecho Fasano durante tanto tiempo”.    

Datos

En Uruguay subsisten las rotativas de Montevideo y zona Metropolitana pertenecientes a El País, El Observador, La República, La Juventud y Polo (exÚltimas Noticas), así como la de la impresora Sudamericana. En el interior hay rotativas en Colonia, San José y Paysandú (El Telégrafo). EN la actualidad trabajan unas 250 personas, de una plantilla que supo rondar los 2500 puestos de trabajo en la época en la que los diarios se armaban en linotipos.