martes, 21 de abril de 2015

ADEMU

Maestros decidirán en 15 días medidas de lucha para pelear el presupuesto quinquenal

En dos semanas definirán el cronograma de medidas

La Federación Uruguaya de Magisterio (FUM) no descarta ningún tipo de movilización “legítima” para hacer valer sus reclamos de cara a la discusión del presupuesto quinquenal. Y entre ellas, al igual que los profesores de Montevideo, aparece la huelga.
Así lo estableció el congreso del sindicato que el jueves y viernes pasado se reunió para delinear la plataforma presupuestal que presentarán a la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza del Uruguay (CSEU) a fin de confeccionar un presupuesto común entre todos los gremios del ramo.
La secretaria general de la FUM, Elbia Pereira, dijo a El Observador que las prioridades de los maestros estarán concentradas en la mejora salarial, teniendo como meta llegar a la media canasta básica que hoy equivale a $ 30.000 para aquellos docentes que recién comienzan su carrera laboral. Además exigirán el pago de grado a los maestros suplentes, a los que hoy se paga según el grado más bajo. Priorizarán también la creación de nuevos cargos de maestros de apoyo para que acompañen el aprendizaje de los niños y reestructura el escalafón de los directores e inspectores. Otro punto de reclamo será la creación de una unidad de mantenimiento de centros escolares en cada departamento, cosa que hoy solo existe en Montevideo.
Todas las medidas
Pereira anunció que las medidas de lucha estarán presentes desde el mismo momento en que se comience a negociar con las autoridades. Y no descartó “acompañar todas las instancias de movilización” de los otros sindicatos de la educación, en la medida que lo consideren necesario. En este sentido, se mostró abierta a apoyar el paro de 24 horas que la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes) quiere llevar a cabo en mayo en coordinación con todos los sindicatos de la enseñanza.
La secretaria general de la FUM adelantó que otro tipo de medidas que maneja el sindicato es pedir entrevistas con los diputados de cada departamento, manifestaciones en la calle, distribución de volantes, paro de actividades y hasta la huelga, que “es una medida legítima como cualquier otra”.
No obstante, Pereira aseguró que la FUM todavía no estableció un cronograma para llevar a cabo todos estos planes. “No planteamos fechas en este momento porque no empezó la negociación y nos parece apresurado”, dijo.
Más allá de esto, adelantó que en quince días la mesa representativa de la FUM se reunirá con el solo objetivo de analizar las movilizaciones a llevar a cabo. Allí el cronograma y las medidas concretas ya quedarán más claros.