sábado, 5 de agosto de 2017

Parque Roosevelt

La Eterna mala gestión del Parque Roosevelt
Como era de esperarse el conocido parque de diversiones Blu Park, que llevó a la destrucción de un espacio popular de recreación para las familias que recordarán como los ´´jueguitos del Géant´´, estaría en condiciones de llegar a un fin por demás infructuoso para la población.
Estamos en conocimiento del vergonzoso proceso de ocupación que realizó esta empresa privada, que inicio de la peor manera:destruyendo un espacio que ya cumplía una función benéfica en el Parque y que de hecho era el único lugar para la recreación,estando muy bien mantenido y convocando a cientos de familias semanalmente.
Luego de este deplorable acto la empresa LetwarBlu Park continuóadelante ganando un juicio que llevaron adelante los vecinos con varias denuncias de la secuencia de actos que rayaron en la ilegalidad, la informalidad y la falta de transparencia, ordenando el apeo de cientos de árboles, donando el producto maderable a un privado, con maquinaria y funcionarios sin ningún tipo de reglamentación incluso con menores de edad realizando tareas,instalando de un día para el otro a una empresa privada sin contar con el respaldo de la población, sin la audiencia pública pertinente.
Los argumentos de la empresa a la hora del juicio fueron los más ridículos que se puedan imaginar ya que se manifestó de parte del empresario a cargo de Blu Park que dicha zona se seleccionó por contar con acceso a los ómnibus que llegan al géant!!! Se podrán imaginar la cantidad de personas que visitaron el parque en ómnibus cuando cobran una entrada totalmente inaccesible para la población común de $500 por persona, que luego término demostrando a lo largo de estos últimos 4 años no tener ningún tipo de convocatoria (tomando en cuenta que absurdamente el hombre esperaba una concurrencia de 3.000 por fin de semana).
Ni los más lindos fines de semanas o vacaciones el parque ha tenido más que decenas de personas en toda la semana. Nos preguntamos frecuentemente como se sustentaba este parque privado dado a simple vista que no generaba ni el más ínfimo ingreso, ¿cómo pagaría los impuestos correspondientes? ¿Qué función cumple un espacio que abre sus puertas a diario para no recibir a nadie?
Y la realidad es que el parque fracasó no solo porque de los miles de dólares que debería haber obtenido la administración del parque de los impuestos adeudados seguramente no recaudo un peso, sino por el increíble e indignante echo que desde que abrió nunca tuvo habilitación comercial !!!
Por estos motivos y según la resolución 17/03882 se le da el cese de actividades a LetwarBlu Park desde el 2 de junio de 2017 con una multa de apenas 20 U.R.
Me pregunto si es coherente que dados los hechos de que la Empresa no cumplió con el contrato establecido con la IMC y además no contaba con la habilitación comercial durante 4 años que la multa sea de unos miles de pesos!!! No estaría de más que se coteje con las deudas inmobiliarias de vecinos y vecinas que viven en la zona si se atrasan un año de contribución, por favor!!! Esto es lo que aportan los emprendimientos privados en NUESTRO parque Roosevelt. Un parque que debería haber avanzado en cominería, iluminación, seguridad, servicios para la población, juegos, bancos, mesas parrilleros, algo que mejore el bienestar de la población y del espacio. Algún tipo de aporte para este espacio público en años de gestión.!
Y esto no termina acá, falta lo más importante, el colmo de la falta de transparencia, de la corrupción y de la ilegalidad con la cual secontinúa manejando la administración del Parque. Dado que la empresa llegó a este punto de clausura, la IMC debía de quedarse con los bienes materiales del parque de diversiones recientemente clausuradoBlu Park como estaba dispuesto en la licitación 102/13. Lejos de eso y en su lugar se dispuso la resolución 17/00394 de adjudicar habilitación comercial a la empresa, esta vez denominada NEWMIND S.A. en carácter precario, personal y revocable por un año. Un trámite que fue llevado adelante tan apresuradamente (entre el 2 y el 14 de junio) que hasta las firmas del acta son electrónicas.
Evidentemente todo procedimiento protocolar y legal para este tipo de concesiones de un espacio público y de los bienes del estado resuelto en un abrir y cerrar de ojos más que ser sospechoso es a todas luces ilegal y fraudulento.
Es hora que los vecinos tomemos cartas en estos asuntos, no hay que olvidar que el Plan Maestro conocido como decreto 71 que dio lugar a este tipo de gestiones por parte del Estado, cumple este año con el tiempo establecido para dar cuentas a la población sobre la evaluación de dicho Plan y es nuestro derecho exigir un monitoreo general del Parque en la actualidad así como exigir que se cumplan con los comodatos, los decretos y las leyes establecidas por ellos mismos y por la constitución.
¿Hasta cuando seguirán actuando en la ilegalidad y la impunidad? ¿Hasta cuando se seguirá usufructuando el parque sin ningún tipo de beneficio para población y el espacio público? Es nuestro deber proteger lo que es un parque nacional, un parque público. Como ya lo habíamos advertido y denunciado desde hace más de 4 años la privatización no mejoro el parque sino que logró todo lo contrario, ojalá estemos a tiempo de revertir esta situación.