sábado, 5 de agosto de 2017

CUENTO

CUENTO                                                                                                                                                                      Cumpleaños
No sé qué paso, que mano obró están lejos aquellos cumpleaños bullangueros con familia reunida, con amigos en derredor de una damajuana y un fuego abrazador, guitarras y cantos revolucionarios, mas lejos aun aquellos con frio y llovizna sabiendo que no habría festejos y de pronto verlo a él arriando los amigos del vecindario y un gran paquete de amigos y chocolates. ¿Qué paso? ¿Quién se llevo mis ganas de festejarlo ¿ El tiempo quizás ,la añoranza del olor a pata que hubo en uno de ellos y desfilábamos al baño para saber quién era para luego descubrir que era el olor característico de una fondeau  ,que hacia Beatriz ,por cierto muy rica, ¿la distancia que algún tiempo nos puso la distancia? ¿La ida de tantas hermosas novias? ¿La perdida de tantos valiosos compañeros? ¿Quizás los años, ya buscamos el disco para que ella nos abrace  y  sin darme cuenta no quiero llegar? ¿Será que ya no están los niños? Son hombres y mujeres, tienen sus cosas, realmente no se qué paso. Las mariposas son hermosas pero ese día me molestan cuando vienen a beber mis apretadas lágrimas. No pregunte quien podría darme una respuesta, quizás hoy sentado en esta roca a la vera de la mar oteando el horizonte yo mismo la encuentre o vea que no quiero. ¡Ya es tarde y es domingo, siete y veinte A.M. Uy es hora de esperar la palmada, llorar y que aparezcan las mariposas.

Jesús Giribone