sábado, 22 de febrero de 2014

Los K le pagan a Repsol

Argentina pagará indemnización de US$ 5.000 millones

Repsol acordó su salida de YPF

La petrolera española Repsol anunció ayer que realizará una provisión de 1.760 millones de dólares después de impuestos con cargo a resultados del 2013, tras asignar a las acciones de su filial argentina expropiada YPF un valor de 5.000 millones de dólares. Tal el monto que figuraba como posible compensación para la empresa.
22 feb 2014
"Con cargo a los resultados del ejercicio de 2013 se registrará un saneamiento de 1.279 millones de euros después de impuestos", dijo la petrolera española, en una comunicación oficial.
El comunicado de la petrolera española se produce después de que una fuente involucrada en las negociaciones entre el Gobierno argentino y Repsol dijo que las dos partes firmarán en los próximos días un acuerdo de indemnización de 5.000 millones de dólares por la expropiación en el 2012 de YPF. La presidenta Cristina Fernández dispuso tomar el control de manera compulsiva de la compañía y desplazar a Repsol de la conducción de YPF en el 2012, lo que provocó un conflicto con España, tensiones en el órgano de administración de la petrolera y congeló las inversiones internacionales en el gran yacimiento argentino de Vaca Muerta.
En el mercado, las acciones de Repsol sumaban un 0,25 por ciento a 18,040 euros después de que varios brokers valoraran de forma positiva el eventual acuerdo entre el Ejecutivo argentino y Repsol. "Cualquier tipo de avance, no importa lo pequeño que sea, debería tener un impacto positivo", dijo la sociedad de valores del Grupo Banco Sabadell.
El gobierno argentino y la petrolera española Repsol tenían previsto firmar en los próximos días el acuerdo por 5.000 millones de dólares tras la confiscación que ocurrió en 2012 de YPF, dijo el jueves una fuente involucrada en las negociaciones.
Bajo los términos del acuerdo, la petrolera recibiría varios bonos con un valor nominal de unos 5.500 millones de dólares. Estos bonos combinarían títulos ya emitidos y nueva deuda a 10 años por un valor cercano a 3.000 millones de dólares, sostuvo la fuente. Como los bonos ya emitidos cotizan con descuento, el Gobierno argentino utilizará la nueva deuda para alcanzar una cifra de 4.500 millones de dólares de valor real de mercado acordada.