jueves, 6 de agosto de 2015

RECIBIMOS

  Amigos de un Mundo y su Humanidad sanos:


          Concurrí a un Evento sobre etiquetado de alimentos transgénicos en su elaboración, que realizado en la Sede de la Universidad de la República en la cual se dictan Cursos sobre temáticas ambientales tanto en lo físico como en sus efectos sanitario poblacionales, en la que me pareció —al igual que aquella memorable ocasión en que en la Sede Sindical de Docentes se hizo otro evento sobre Mega Minería— que finalizada la primera intervención anunciada y a poco de iniciada las dos primeras intervenciones, que no tenía demasiada sustancia y en definitiva al no atacarse un tema crucial como el que está desinformando a la población uruguaya de qué contienen sus alimentos, poquísimo o nada se está haciendo como no sea llenar el ojo de los incautos.

          Dejo en una aparte, por conocer la seriedad del equipo de personas que —entiendo en nombre del Colectivo Ecologista— estaba en la convocatoria e incluso hacían la conducción de referido Evento en presentación de los partícipes, PORQUE ES DE BUENA GENTE RECONOCER QUE CON BUENAS INTENCIONES QUE NO DUDAMOS DE PARTE DE LOS MISMOS no necesariamente se va a obtener resultados idóneos a lo materialmente programado en su esencia.

          El programa de ese encuentro está adjunto en archivo .pdf; y de allí sólo escuché totalmente la alocución de casi quince minutos —poco, si el tema se quisiese difundir; o porque casi nada había para informarse— sobre "El etiquetado de alimentos con componentes transgénicos: un derecho del consumidor", por el señor Pablo Anzalone en su calidad de Lic. en Ciencias de la Educación así como nada menos que Director de la División Salud de la lntendencia de Montevideo de quién se destacó su política inclusión como Integrante de la Comisión de Programa del Frente Amplio y hasta de resaltar que era Coautor de textos de Ciencias Biológicas para Educación Secundaria.

          Con tanto aval en realidad el señor Licenciado se limitó durante los primeros minutos a poner en adecuación un programa de computadora dado que iba a utilizar la proyección de alguna información, superado el cual SE LIMITÓ A LEER ALGO SIMILAR A LOS CLÁSICOS ARCHIVOS .pps QUE DEJAN BASTANTE QUE DESEAR a quienes nos trasladamos hasta la Sede Universitaria en la Ciudad de Maldonado. No hubo una disertación de cara al público presente de parte del señor Licenciado, sino simplemente dar su cara hacia la pizarra y leer lo que en círculos se iban dando como pasos dados en años.

          Datos como que el incumplimiento de las Empresas que no apliquen la INFO en el packing de los alimentos y sólo tendrán una multa de 5 UR (sí; SOLO CINCO) queriendo pasar como importante que si reincidían se acumularían otras 5 UR (aunque usted no lo crea), así como que el opotema que indicará que el alimento es transgénico SOLO LLEVARÁ UNA LETRA TE ENCERRADA EN UN TRIÁNGULO del cual no se manifestó dimensiones, TODO EN LO PERSONAL ME LLEVÓ A DAR POR SOBRE ENTENDIDO QUE ESTABA ANTE UNA TEMEROSA PUESTA EN ESCENA DE UNA NUEVA TEATRALIZACIÓN DE ESA SERIE DE INCONDUCENTES PRESENTACIONES COMO PARA LLENAR EL OJO Y ASENTAR QUE YA SE INFORMÓ ADECUADAMENTE A LA POBLACIÓN.

          Ya me había puesto de pié para retirarme, porque no le hago la claque a una falsa información que venga nada menos que de un integrante de la Comisión de estudio al particular dentro del seno de partido político que en toda su actuación muy poco ha hecho por cuidar la Ecología en violación a la constitucionalidad del plebiscito de aguas, y más que nada se llena una fórmula de ESTAR HACIENDO ALGO a la que tristemente se prestan amanuenses que en sí son la Reserva Universitaria y de la Docencia de las Autoridades Administrativas, cuando un conocido de la verdadera defensa del Medio físico y de la Salud poblacional me manifestó que me quedase un rato más.

          Así comenzó la segunda alocución también prevista para sólo quince minutos nada menos que en un tema tan amplio como "Biotecnología al servicio de todos. Detección, identificación y cuantificación de ADN transgénico en alimentos por el señor Claudio Martínez Debat que fuese presentado como Dr. en Biología Molecular y Celular así como Químico Farmacéutico sin perjuicio de acumular información sobre su responsabilidad académica como Profesor adjunto de la Sección Bioquímica de la Facultad de Ciencias, UdelaR., y hasta agregar que Es investigador categorizado por la ANII. El citado comenzó su alocución en tono coloquial de mesa de café en una de esas ocasiones en que poco tienen para decir los contertulios refiriendo por ejemplo a cómo estaba el Uruguay en materia de la temática que convocaba al ACTO EN SEDE ESPECÍFICA UNIVERSITARIA A TAN IMPORTANTE ASUNTO A DESARROLLAR hablando de un paralelo entre ese tema y cómo le iba al fútbol uruguayo.

          En ese tenor de no haber tenido sino un lector de transparencias en el primer expositor, y estar ante una suerte de chanzas más de canchas de bochas que de ámbito universitario finalmente me retiré; haberme quedado hubiese sido no sólo perder el tiempo sino también estar haciéndole la claque a una movida que era insustancial respecto a lo medular que se venía planteando.

          De lado mi sorpresa por el pésimo grado de información, y que de lo poco que se expuso por el primer interviniente y cómo comenzó el segundo, entiendo que debe ser la entidad que brinda sus espacios físicos lo que a los concurrentes nos pre anuncia un nivel algo más que bajo la que debe contralorear a qué se nos convoca y cuánto de paupérrima pueda ser la sustancia y el método expositivo de lo preanunciado.

          Sin embargo, por el clásico razonamiento por los absurdos, sí permitió avalar que NO HAY UN FRANCO INTERÉS DE CUIDAR AL «URUGUAY NATURAL» NI A LA SALUD DE LA POBLACIÓN —como tampoco lució en los anteriores dos lustros de Administración Nacional en la materia— lamentando este ciudadano que mucho ha dado de su tiempo en procurar que no se pierda aquel «Uruguay Natural» y ahora apenas aprecio que es sólo un pequeño ruido el que se produce y nulas nueces lo obtenido efectivamente como aguardable fruto de quienes representaron a la mayoría de la uruguayidad durante el pasado decenio y debieran operar con más ejecutividad en la materia en este tercer lustro ya avanzado; MÁXIME CUANDO EL TITULAR DE LA FUNCIÓN DE ADMINISTRACIÓN ES NADA MENOS QUE UN SOBRESALIENTE DOCTOR EN MATERIA DE SALUD POBLACIONAL.

          Lamento el tenor que hube de asentar, pero cuando la indignación es grande no podemos jugar a hacernos trampas al solitario; PORQUE ANTES ESTÁ LA TUTELA DEL AMBIENTE URUGUAYO Y DE LA SALUD POBLACIONAL que estar obrándose como funcionales a intereses mercantiles de OCULTAMIENTO DE LA VERDAD SOBRE LO TRANSGÉNICO a la población toda en la que radica nada menos que su SOBERANÍA NACIONAL.

          Podremos padecer que a la Sociedad uruguaya sus Representantes Legislativos y sus Administradores la tengan marginada entre sombras de qué acontece con lo Transgénico en su ingesta de cada día; pero jamás se nos pida que callemos como cómplices de una mayoría que antepone la no verdad o la disfuma bajo mantos de una información que es peor que el propio silenciar en la materia.


     Respetuosamente, para con la población nacional no restringida a ciudadanía;


—Carlos Víctor Barros Pons