miércoles, 19 de abril de 2017

LUCIO MUNIZ

LUCIO MUNIZ
Los primeros días de Abril, a los 77 años, se nos fue Lucio Muniz, poeta, cantautor y una de las voces más destacadas del llamado canto popular.
Nacido en Treinta y tres, su familia se radica en los 40  en Montevideo.  Sus poesías han sido interpretadas por Zitarrosa, Olimareños, Carlos Benavidez, María Elena Melo, La Vela Puerca, Chalar, entre otros.
Sufrió la pérdida de la libertad en dictadura, fue despedido de su trabajo (en la ONDA), por causa de su compromiso con las causas obreras, expresado en su arte. En el 87 vuelve a vivir a Montevideo luego de pasar años en su ciudad natal
En los 60 edita su primer libro de poesías “Piel y Ceniza” segundo de “Octubre” y " Todo el otoño”, durante los 70, a pesar de la dictadura y la censura logra sacar a la luz otra de sus obras: “Poemas para viaje” y  a fines de los ochenta  “Poemas del Testigo” entre otros tantos trabajos (30 publicaciones literarias).
La obra de Lucio Muniz incluye  instrumentales para guitarra y musicalización de documentales.
Pero el más destacado aspecto de su obra es sin duda la calidez con que refleja en sus canciones la cotidianeidad de pueblos y barrios , los detalles de la vida intima ,el transcurrir del día a día en los pequeños valores ,los afectos ,la hermandad. Su canción “En tu imagen” popularizada por “Los Zucara”, ha sido adoptada por el propio pueblo rochense como su emblema.
En “A mi calle “expresa su nostalgia por la infancia pura en las calles del Buceo, y en ella como  dijo Tolstoi: “pinta tu aldea y pintaras el mundo”, la nostalgia de cualquier Montevideano por los mejores tiempos de la niñez ida.
Entre el 76 y el 2008 gravo : “Simple” , “Boliches Viejos” , “Savia” ,”Calles” ,”Cuando es dura la copla” , “Entre todos” , “Vertientes” , “Guitarra libre nomas”, “ Viento Esteño “ , “Propuestas” ,” Primera Antología personal “ y “ Retrato”.
En una entrevista dada a Mariana Perez Ingold dice el poeta:” Todo está para hacerse, todo para renovarse y recrearse. Es imprescindible una política cultural seria, consciente, responsable, abierta a todos, porque aún existen amiguismos y lugares que parecen tener dueños. En planos generales, es necesario que se contemple al artista que tanto da, y que tantas veces sufre incomprensión, que tiene escasa o ninguna respuesta a su tarea en todos los órdenes, y que injustamente vive a la intemperie. El artista a través de de la técnica unida al sentimiento, nos enriquece, y, cuando tenemos profundas soledades, nos ayuda a encontrarnos, nos acompaña, nos apoya, nos comprende, nos conmueve y recuerda que tenemos un alma, tengo la total seguridad de que la lectura o la audición de un poema, hace posible que la encontremos.”
M.T